El acero no ocurre naturalmente. Es una aleación de dos materiales, es decir, hierro y carbono. La gente comenzó a producirlo ya en 1800 a. C. Sin embargo, su producción a gran escala comenzó en el siglo XVII durante la revolución industrial. Hoy, las fábricas de acero producen más de 1.600 millones de toneladas anuales. Producen el 96% como material de fundición y el 4% como lingotes. Este metal encuentra su camino en varias industrias donde tiene múltiples usos. Incluyen la construcción, la fabricación y el ejército. Más específicamente, estas industrias reciben suministros de acero como barras, láminas, tuberías, placas y mallas. También los reciben como tubos y revestimientos de techos. Aquí hay 3 razones para usar suministros de acero para su próximo proyecto.

1) Eficiencia y rentabilidad

¿Sabía que el 88% del acero estructural utilizado hoy en día es material reciclado? La tasa de reciclaje de este acero es casi del 100% al final de su vida útil. Esa vida útil dura más de 100 años. En la mayoría de los casos, dura más que la estructura misma. Vale la pena señalar que una columna de hormigón promedio ocupa un 75% más de espacio que una columna de acero. Además, las columnas de acero permiten espacios más largos en los edificios de construcción, eliminando la necesidad de columnas intermedias, creando áreas de piso abierto. El acero es un material altamente eficiente para usar en la industria de la construcción porque optimiza el espacio de la oficina y es reciclable. También es barato. Por ejemplo, tiene un peso más ligero que la madera, por lo que es más fácil y económico de transportar que la madera.

2) Fuerza y ​​durabilidad

Las redes cristalinas están presentes en los átomos de hierro, haciéndolos susceptibles a las dislocaciones. En otras palabras, los átomos de hierro pueden deslizarse unos sobre otros fácilmente con un nivel mínimo de resistencia a este movimiento. En consecuencia, el hierro es un metal relativamente débil en comparación con el acero. La adición de carbono al hierro le da resistencia al acero porque el carbono aumenta la resistencia a la dislocación dentro del metal aleado. Algunos expertos incluso afirman que el acero es la aleación más fuerte del mundo. Podrían tener razón porque tiene una mayor resistencia a la tracción que el aluminio, el oro, la plata y el titanio. El acero también es altamente duradero. Por ejemplo, puede soportar la presión de huracanes, nevadas fuertes y vientos fuertes. También puede soportar algunos terremotos fuertes. Más importante aún, el acero resiste el óxido, a diferencia del hierro. Los insectos, el moho, el moho y las termitas rara vez lo afectan.

3) Atractivo estético

El acero inoxidable mejora el atractivo estético de su estructura por dos razones principales. Uno de ellos es su color y el otro es su maleabilidad. Estas propiedades no son exclusivas del acero, pero el acero exhibe estas cualidades además de ser fuerte y eficiente. Como ya sabes, el acero inoxidable tiene un color gris claro. Este color combina perfectamente con su entorno sin agregarle nada porque el gris es un color neutro. Curiosamente, el acero inoxidable está disponible en varios colores y también en azul, verde o bronce. Sin embargo, a muchas personas les gusta como es. La maleabilidad significa que puede moldear acero en varias formas y tamaños. Hacerlo se adaptaría a los diseños específicos que tiene para su estructura. Por lo tanto, ordenar para suministros de acero Brisbane Es una excelente idea porque los diseños estructurales hermosos y únicos son un sello distintivo de esta ciudad. El acero te ayuda a construir estructuras que superan este estándar de belleza.