Si eres lo suficientemente cuidadoso, algunos de tus equipo de campamento durará más tiempo y te ayudará a prepararte para tus próximas vacaciones. Posponer la limpieza solo lo hace más complejo al final. Si hay manchas o moho fuertes, debe actuar rápidamente. Si fallas o tus cosas se rompen, debes comprar nuevos equipos de caza y campamento en línea aquí y ahorrate muchos problemas. ¡Así que arremángate y ponte a trabajar! Estamos a tu lado con los siguientes consejos.

Cómo limpiar tu carpa

¿Empacaste la tienda mientras estaba demasiado húmeda o demasiado húmeda? Cuélgalo para que se seque tan pronto como llegues a casa. Esto es particularmente importante para las carpas de algodón, ya que este material es susceptible al crecimiento de moho. Nunca use jabón o limpiadores para todo uso. Dichos agentes atacan el revestimiento impermeable de su tienda.

Sería más seguro usar agua limpia. A menudo es suficiente limpiar su tienda con un cepillo suave. Use un poco de agua tibia para las manchas que son difíciles de eliminar. ¿Te gustaría usar un agente de limpieza? Luego compre un agente de limpieza de carpas destinado para este propósito en una tienda de accesorios para acampar.

Mochila

No todas las mochilas son lavables a máquina, por lo que es imprescindible que primero verifique las instrucciones de lavado en la etiqueta. En caso de que su mochila sea demasiado grande para caber en la máquina o si la especificación establece que no es adecuada para lavarla a máquina, la única solución es lavarla en una bañera. Asegúrese de revisar la etiqueta para ver si la mochila es completamente lavable o si hay alguna pieza que deba retirarse. Vacía el equipo de tu mochila con cuidado. No use detergentes regulares que puedan ser agresivos y dañar su mochila, especialmente si es resistente al agua. El detergente no dañará el color, pero puede dañar el elemento impermeable. Siempre seque su mochila de forma natural y manténgala alejada de fuentes de calor directo. Si es posible, cuelgue la mochila al revés.

Bolsa de dormir

No lave el saco de dormir en la lavadora a menos que se lo indiquen. La lavadora espesará el material interno, reducirá el aislamiento y lo diluirá.

Si lo lava en una máquina, asegúrese de insertarlo en su estuche para que su material no se rasgue durante el lavado. Para aquellos que tienen bolsas pequeñas que comprimen la bolsa, colóquela en la funda de almohada. El punto de lavarlo en su funda o en una funda de almohada es para evitar que se rompa, para evitar que las plumas se rasguen y la bolsa sea compacta. Se debe evitar el detergente regular y otros productos químicos. Hay líquidos especiales que se utilizan para lavar este tipo de cosas. Debe colgarlo afuera después del lavado para permitir que se seque por completo. Si la bolsa no está completamente seca cuando la empaca, aparecerá moho en ella. No lo ponga en una secadora de ropa porque dañará la bolsa.

Lavarse las manos

Otra opción es lavar el saco de dormir en una bañera con agua fría. Agregue el detergente apropiado y empape el saco de dormir. Aunque puede sonar un poco inusual, la forma más fácil de lavarlo es meterse en la bañera y caminar sobre su bolsa para sacar toda la suciedad. Luego deje que salga el agua de la bañera y vuelva a llenarla con agua limpia y fría. Enjuague la bolsa hasta que el agua esté limpia.

Ropa a prueba de agua

Use un detergente especial con una fórmula especial para ropa deportiva y al aire libre. Nunca use suavizante de telas porque evita que las telas elásticas e impermeables se limpien adecuadamente. Puede hacer que su chaqueta sea más resistente al agua si usa un aerosol resistente al agua, o usar detergentes que simultáneamente limpian y restauran la resistencia al agua de la chaqueta.