Acabas de salir del concesionario con el auto de tus sueños sintiéndote eufórico. En ese momento haría cualquier cosa para mantenerlo tan limpio y fresco como lo compró. Sin embargo, varios meses después, la complacencia entra en acción y no tiene en cuenta el cuidado adecuado de su máquina que alguna vez fue amada. Esto a menudo es el comienzo de la mayoría de los problemas relacionados con el automóvil. Es fácil olvidar que el cuidado y el mantenimiento adecuados del automóvil mejoran la fiabilidad y la longevidad de su automóvil. Por lo tanto, esta publicación no solo le recuerda que debe cuidar su automóvil, sino que también explica la mejor manera de hacerlo.

1. Verifique la presión de los neumáticos

Los neumáticos correctamente inflados mejoran la seguridad de su automóvil. Proporcionan una tracción óptima para frenar y un manejo adecuado en las curvas. También es menos probable que experimente reventones si mantiene la presión correcta de los neumáticos. Por lo tanto, confirme si todos los neumáticos están inflados psi recomendado regularmente. Puede usar la estación de servicio cerca de usted o comprar un medidor de presión de neumáticos económico en un concesionario de automóviles local.

2. Revisando su varilla medidora y completando en consecuencia

Es una buena práctica sacar la varilla de medición de vez en cuando para comprobar los niveles de aceite. El aceite ayuda a mantener el rendimiento óptimo del automóvil. Es responsable de enfriar el motor, eliminar los residuos de la combustión y lubricar las piezas móviles. Por lo tanto, un aceite insuficiente o contaminado puede ser perjudicial para la salud de su automóvil. Siempre estacione el automóvil en un terreno nivelado para obtener una lectura precisa. Rellene si es necesario, pero tenga cuidado de no llenar en exceso. Se recomienda un cambio de aceite cada 5,000 a 7,500 millas.

3. Siga fielmente el programa de mantenimiento del fabricante

Justo como tú planificar tu tiempo Para lograr una productividad óptima, siga un programa de mantenimiento bien planificado para lograr un excelente rendimiento del automóvil. El mantenimiento regular debe incluir cambios de aceite, rotaciones de neumáticos y reemplazo de líquido de transmisión, entre otros. Los fabricantes a menudo indican el alcance y la frecuencia del servicio en el manual del propietario.

Al comprar un automóvil, particularmente de segunda mano, asegúrese de obtener el manual que contiene el programa de mantenimiento recomendado por el fabricante. Para los arrendatarios de automóviles, asegúrese de obtener el cronograma del arrendador del automóvil. Aunque cuando tratas con una marca profesional como ICL, que proporciona contrataciones líderes en su clase en todo el Reino Unido, puede estar seguro de que se le proporcionará toda la documentación necesaria.

4. Examina los frenos

Examinando los frenos Es otra consideración importante de seguridad para hacer. Sin embargo, este ejercicio puede requerir algunas habilidades técnicas. Para los conductores expertos, desenrosque sus ruedas ocasionalmente para verificar los rotores, almohadillas, tambores y pinzas en busca de problemas aparentes o en desarrollo. Reemplace las piezas desgastadas si es necesario. Los nuevos conductores pueden considerar visitar la tienda de servicios para hacer esto.

5. Mantenga su auto limpio

Esto puede parecer obvio, pero la mayoría de los conductores todavía dejan sus autos llenos de polvo, excremento de pájaros, lluvia ácida, residuos de aceite y grasa. Dichos elementos destruyen la pintura de su automóvil mientras que otros trabajan su motor a lo grande. La cabina también necesita un exfoliante minucioso una vez al mes para evitar el olor hostil. Por lo tanto, sea cuidadoso al lavar su automóvil cubriendo cada pulgada por dentro y por fuera.

Estos consejos lo ayudarán a evitar accidentes innecesarios y los costos de seguro asociados, así como a evitar lesiones. Practíquelos para asegurarse de que su automóvil alcance su esperanza de vida.