Hay muchas habilidades que su hijo necesita aprender a medida que crece. Uno de ellos es poder alimentarse. Su hijo que quiere alimentarse solo es increíblemente normal, y puede darle algunas señales de que está listo para intentarlo. Esto podría incluir tratar de quitarte la cuchara de la mano mientras les das de comer a sus favoritos cereal para bebés o buscando comida en tu plato.

Una vez que su hijo le demuestre que está listo, deberá ayudarlo a mejorar en esta tarea. Les llevará un poco de práctica hacer el trabajo, y es posible que les den baños con más frecuencia para mantenerlos limpios. Sin embargo, con el tiempo, dominarán esta habilidad y podrán alimentarse sin problemas con alimentos blandos como cereales para bebés. A continuación se presentan algunas formas de ayudar a su hijo a tener éxito en la alimentación propia.

Darles mucha práctica

Cuando su hijo se siente a comer por primera vez, dele la oportunidad de alimentarse. Si tienen hambre, pueden estar más motivados para tratar de llevarse la comida a la boca. Si llegan al punto en que se sienten frustrados y tienen dificultades, aliméntelos como lo haría normalmente, pero deles la oportunidad al final de la comida para intentar alimentarse nuevamente.

Hacer que practiquen durante la hora de la merienda o el tiempo de juego también puede ser beneficioso. Si está tratando de enseñarles cómo comer con sus dedos, permítales tomar una pequeña cantidad de comida de sus dedos o de su mano. Hacer que este proceso sea divertido y con alimentos que disfrutan puede ayudarlos a tener éxito a la hora de alimentarse.

Muéstrales cómo se hace

Los niños aprenden muchas de sus conductas mirándote, así que asegúrate de mostrarles cómo alimentarse. Deberá mostrarles cómo se hace con los dedos y con los utensilios. También podría considerar ayudar a su hijo con estas acciones. Puede agarrar suavemente sus manos y ayudarlos a cerrar los dedos alrededor de la comida o mostrarles cómo sostener una cuchara. Cuando tienen un utensilio, también puede ayudarlos a sumergirlo en el cereal para bebés y ayudarlos a llevárselo a la boca sin derramarlo.

Con suficiente repetición y práctica, descubrirán la técnica adecuada y podrán alimentarse. Puede llevar tiempo llegar a este punto, y su hijo puede apartar las manos mientras intentan resolverlo. Si ese es el caso, deles la oportunidad de intentarlo por su cuenta, pero continúe mostrándoles cómo hacerlo correctamente.

Mantente cerca durante la hora de comer

Su hijo todavía tiene mucho que aprender cuando se trata de comer, y la asfixia es un grave peligro. Por lo tanto, debe permanecer cerca y vigilar a su hijo mientras se alimentan. Si apresuran el proceso o se llevan demasiadas cosas a la vez, debe estar cerca para evitar que algo malo suceda.

Se paciente

A su hijo le tomará un tiempo aprender a alimentarse, y se volverán increíblemente desordenados durante el proceso. Asegúrese de seguir siendo paciente y no apure a su hijo a la hora de comer. Déjelos aprender a su propio ritmo.