El crecimiento de la tecnología ha hecho de la programación una de las habilidades laborales más demandadas en el mercado actual. A medida que las empresas recurren a la tecnología para reducir costos mediante la automatización y la inteligencia artificial, la codificación parece ser una de las más habilidades a prueba de futuro alguien puede aprender.

Para los niños, aprender a codificar es algo más que obtener una ventaja en una habilidad muy empleable. La programación puede ayudarlos en la escuela, desarrollar la confianza en sí mismos y cambiar la forma en que ven y comprenden el mundo. La vida moderna se centra en la tecnología, pero todo parece un misterio cómo o por qué funciona. Aprender a codificar quita el velo y te muestra lo que está sucediendo al otro lado de la pantalla.

La codificación se ha convertido en una habilidad esencial para los niños de hoy, pero las juntas escolares no necesariamente se han puesto al día. Si bien algunos están comenzando a ofrecer cursos de codificación, se ven obstaculizados por el gran tamaño de las clases y el hecho de que hay muchas otras materias que deben enseñar.

Como padre, inscribirse en clases de codificación para niños les da la oportunidad de explorar el rico mundo de la codificación después de la escuela. Escuelas de codificación como Real Programming 4 Kids ofrecen cursos de codificación en línea para una variedad de niveles de habilidad. Tienen un tamaño máximo de clase de 4 estudiantes y enseñan algunos de los lenguajes de codificación más populares utilizados en la industria hoy en día, incluidos Python, Java, JavaScript, C ++ y C #.

Por qué las clases de codificación en línea son tan importantes

La codificación está en el corazón de la vida moderna. Cada vez que reciba un correo electrónico, transmita un programa de televisión, hable con su jefe en Zoom, incluso cuando conduce tu coche, hay software involucrado que alguien tuvo que codificar.

Las empresas de tecnología tradicional tampoco son las únicas que contratan programadores. Los investigadores de la firma de análisis del mercado laboral Burning Glass encontraron que la mitad de vacantes de trabajo para programadores estaban en industrias fuera de la tecnología. Los principales empleadores no tecnológicos que buscaban habilidades de codificación estaban en finanzas, fabricación y atención médica, pero las carreras en arte y diseño, análisis de datos, ingeniería y ciencia también utilizan la codificación.

La codificación es una habilidad que abre oportunidades. Al igual que las habilidades de matemáticas, escritura y comunicación, los niños deben aprenderlas temprano.

Los niños crecen cuando aprenden a codificar

Los adolescentes que están pensando en la educación postsecundaria y las carreras profesionales pueden beneficiarse de la codificación, pero incluso los niños más pequeños de la escuela media y primaria pueden inscribirse en clases. Es posible que no se preocupen de inmediato por las habilidades laborales (aunque hay muchos niños que con mucho gusto le dirán que quieren hacer videojuegos cuando sean grandes), pero hay otros grandes beneficios de aprender a codificar.

La codificación ayuda a los niños a desarrollar sus habilidades para resolver problemas y a aprender a ser perseverantes. Parte de la programación es «depurar» su código, donde corrige sus errores, elimina los problemas y encuentra una manera de solucionarlo. Les ayudará a aprender a adaptarse y superar sus errores.

Dé a sus hijos una ventaja y regístrelos para la codificación hoy.