La idea de meditar puede ser intimidante o incluso aburrida, pero después de una exploración más profunda, es posible que encuentres un gran alivio y satisfacción a través de esta práctica. Meditar es una forma de calmar la mente, ampliar tu conciencia y finalmente conectarte más profundamente contigo mismo. Aquí hay algunas cosas a considerar cuando se comienza por primera vez.

Hora

Elija un momento durante el día que respalde su práctica, ya sea temprano en la mañana, por la noche o incluso durante el almuerzo. Además, determine cuánto tiempo le gustaría meditar, tal vez utilizando un disco de meditación o una aplicación con una alarma suave. Experimente con estas opciones para encontrar lo que funciona mejor para usted y su práctica: pueden ayudar a apoyar el hábito de meditar.

Ubicación

Asegúrese de elegir un entorno que fomente la paz en su práctica. Quizás una habitación espaciosa, en su cama o incluso afuera.

Accesorios

Considera usar tu esterilla de yoga, un cojín o incluso un bloque. Trate de acomodar su cuerpo físico tanto como sea posible para que sea más fácil relajarse y concentrarse en la conciencia presente momento a momento.

Posición

Similar a la elección de accesorios, encuentre una posición lo suficientemente cómoda como para estar durante un período prolongado de tiempo. Tradicionalmente esto está sentado, pero acostarse también está bien. Este es un viaje para encontrar lo que funciona mejor para usted y su cuerpo, así que explore diferentes opciones.

Tipos de meditacion

Experimenta e investiga para encontrar el tipo de meditación que resuena contigo. Aquí hay algunos a tener en cuenta:

  • Sonido: concéntrese en los sonidos que lo rodean, pasando de un sonido a otro para lograr una conciencia total. Otra idea es usar un CD de sonidos de la naturaleza.
  • Aliento: esto podría ser consciente de inhalar y exhalar, extender o restringir la respiración, Dirgha, Nadi Shodhana, etc.
  • Enfoque: usar un objeto para llevarnos al momento presente. (es decir, mirando la llama de una vela).
  • Canto: la melodía y la repetición de un canto es otra forma de meditar. Practique con un CD o recurso en línea (youtube) hasta que se sienta cómodo por su cuenta. (es decir, OM o Lokah samastha sukhino bhavanthu)
  • Mantra: repetición de un mantra dentro de tu mente puede ser extremadamente relajante. Puede elegir un mantra tradicional (es decir, OM u Om Namah Shivaya) o una afirmación personal (es decir, me amo o estoy libre de ira).
  • Sensaciones: Trae plena conciencia a una sensación física en su cuerpo sin moverse para atenderla, luego mueva la plena conciencia a otra sensación física.
  • Escaneo corporal: Traiga conciencia a cada parte del cuerpo comenzando con los dedos de los pies y subiendo lentamente el cuerpo hasta la coronilla.

Om Shanti.