Abre los ojos y mira el mundo en que vivimos. ¿Puedes ver que hay diferentes tipos de personas que toman decisiones de diferentes tipos para maximizar su valor?

Hay muchos factores que afectan directa o indirectamente la capacidad de toma de decisiones de las personas. Las decisiones que tomamos pueden variar según las personalidades de los individuos. En general, las personas definen la «Personalidad» como una apariencia corporal saludable, que se indica mediante un cuerpo en forma de V, la forma física y la imagen agradable. Este es un concepto erróneo sostenido por el público en general en la sociedad. La personalidad es una característica psicológica que determina cómo una persona responde a su entorno. Los sentimientos, las actitudes, los rasgos, el mecanismo y otras cualidades específicas son ejemplos de características psicológicas que distinguen a un individuo de otro. Por ejemplo, se puede ilustrar la siguiente situación. Un gerente de proyecto en una determinada empresa recibió un proyecto en el que cometió un error. Solo él es consciente de ello. La forma en que reaccionan depende de su personalidad. Algunas veces intentará encontrar la solución por sí mismo o confesará que ha cometido un error. Depende únicamente de la personalidad del gerente del proyecto.

Por lo tanto, la personalidad es un tema integral en un contexto global. Porque en el mundo de hoy, más bien limitadas a las calificaciones educativas, las competencias del empleado también son importantes. Si un empleado espera un desarrollo profesional, debe tener flexibilidad en su personalidad para enfrentar diferentes situaciones con confianza. Esto mostrará que es uno de los empleados más competitivos de la organización. El empleado puede ser un gerente, CEO, aprendiz, empleado de la empresa que tiene la necesidad de desarrollar su personalidad desde la infancia. La personalidad se desarrolla con el crecimiento de una persona a medida que pasa la etapa oral, la etapa anal, la etapa fálica, la etapa de latencia y la etapa genital para capturar y dar forma a su personalidad. En cada etapa, una persona tiene que encontrar soluciones para los problemas mentales y físicos con los que se encuentra. La forma en que una persona reacciona a los problemas que enfrenta, muestra su personalidad y apoya el crecimiento constante de una persona.

La personalidad está determinada por factores tales como determinantes genéticos, determinantes fisiológicos, determinantes psicológicos, determinantes sociales y determinantes culturales.

  1. Determinantes genéticos implica cómo se hereda la personalidad de generaciones, como de padre a hijo. La mayoría de las veces, las personas toman decisiones dependiendo de sus genes.
  2. Determinantes Fisiológicos incluyen condiciones de salud, altura, forma corporal y apariencia física de una persona, etc. Aunque las personas generalmente piensan que los determinantes fisiológicos son los únicos factores que afectan la personalidad, es una combinación de todos los determinantes mencionados anteriormente.
  3. Determinantes psicologicos consiste en la forma en que las personas piensan, su educación, su pensamiento racional determinan la personalidad de una persona.
  4. Determinantes sociales son las influencias de los miembros de la familia, el hábito y el estilo de vida de los amigos, los efectos de hermanos, etc.
  5. Determinantes culturales son la naturaleza, creencias y valores de una cultura particular. Puede pertenecer a una o más de las 168 subculturas diferentes en todo el mundo.

Además, hay algunos rasgos de personalidad que explican cómo ser un empleado efectivo de una organización. Cuando un empleado enfrenta diferentes tipos de problemas regularmente, siempre tiende a interactuar con situaciones en las que está familiarizado. Porque creen que el riesgo en una situación familiar sería mínimo debido a sus experiencias y conocimientos previos con respecto a la situación. Sin embargo, las organizaciones siempre sufren cambios en el entorno. Por lo tanto, los empleados deben poder correr el riesgo de enfrentar situaciones desconocidas que ayudarán a obtener ventajas competitivas. Para lograr esto, un empleado debe minimizar su dogmatismo: el grado de rigidez que muestra hacia la situación desconocida.

Además, hay empleados con dirección interna y otros con dirección en una organización. Los empleados de Directo interno examinan las características y los beneficios de cada decisión y analizan esta información para sacarles la más favorable. Otros empleados dirigidos prefieren el entorno social y la aceptación para tomar decisiones. Esos empleados toman decisiones solo de acuerdo con formas socialmente aceptadas. Pero para ser un empleado eficaz, todos deben tener formas internas y otras dirigidas que ayuden a tomar decisiones correctas en el momento correcto en métodos socialmente aceptados.

Las «influencias utilitarias», reflejadas en los intentos individuales de cumplir con las expectativas de los demás para obtener aprobación o desaprobación (Bearden et al., 1989), muestran cómo los empleados se ajustan a los deseos de los demás para obtener recompensas o evitar el castigo. Los empleados siempre intentan maximizar sus beneficios complementarios, salario o beneficios salariales y de bienestar. Pero no serán un empleado efectivo solo con la maximización de los beneficios; El empleado debe tomar la decisión correcta y más precisa de manera independiente sin las influencias de otros puestos superiores. Eso ayuda a ser un empleado efectivo y asegura un largo plazo exitoso para la organización también. El empleado no debe cambiar su decisión de tomar beneficios a corto plazo.

En consecuencia, «Influencias expresivas de valor» significa que un empleado toma decisiones mientras toma riesgos para convertirse en un empleado efectivo en la industria. Por lo tanto, el empleado debe ser efectivo, pero no debe tomar la decisión de ser un personaje famoso o mostrar una efectividad artificial. Porque las decisiones equivocadas que tomarían mantendrían a la organización bajo presión y en riesgo. Cada empleado debe tomar decisiones basadas en sus habilidades y responsabilidades, las habilidades y capacidades de la organización, el grado de autoridad que posee el empleado y observando sus propias fortalezas y debilidades.

La susceptibilidad del empleado a las influencias interpersonales describe cómo el empleado tiende a aceptar información de otros como evidencia sobre la realidad. Los empleados no deberían depender totalmente de los comentarios de los expertos o de la información sobre un problema particular que enfrentan. El empleado debe usar su conocimiento para examinar la información que recibió y debe probarse con precisión. Así es como un empleado eficaz debería trabajar sin depender totalmente de otra fuente de información que puede conducir a varias tergiversaciones de los problemas.

En conclusión, el empleado puede fallar o no, dependiendo de los rasgos de personalidad con los que el empleado tiene que interactuar con cada situación. Debe considerarse como un factor para ser un empleado efectivo dentro de la organización. Un empleado no debe tomar decisiones totalmente dependiendo de los sentimientos internos, como estar dispuesto a correr riesgos y su estilo de vida. Debería preocuparse por los factores situacionales, sus habilidades, experiencias pasadas y el conocimiento de los expertos. Por lo tanto, estas causas pueden llevar a construir una personalidad de marca dentro de la organización o en la industria, tanto local como probablemente global.